EL IBARRA DE LA LIGA

Maximiliano Moreno es lateral de Villa Azalais. Muchos lo comparan con Hugo Ibarra, el ex jugador de Boca Juniors. El voluntarioso jugador nos cuenta su vida y su carrera. 


Con 17 años debutó oficialmente con la camiseta del Villero (0-3 frente a Huracán). Luego volvió a su categoría para ser tenido en cuenta nuevamente dos años después, de la mano de Daniel Mira. Ese año jugaron el Provincial, torneo en el que llegaron a semifinales. Un año después (en 2010) les tocó descender, pero tuvo revancha inmediata con José Shaffer en el banco.

Con 25 años tuvo la suerte de disputar otro Provincial, pero defendiendo los colores de Sportivo Tirolesa. Luego volvió a la Villa pero, por problemas con la dirigencia de ese momento, dejó el fútbol. 5 meses después de esa decisión, un vecino, Enrique Luna, lo acercó a Escuela Presidente Roca  y Maxi siempre estará agradecido de aquella ayuda.

"No empecé tan bien en Escuela, pero, como siempre digo, perservera y triunfarás", comenzó relatando el 4. Con la llegada de Shaffer, las cosas cambiaron. En 2013 se armó un plantel joven que ganó el Clausura y clasificó al TDI. En el torneo afista, quedó en primera ronda, por sistema olímpico. "Lo que más recuerdo de esa época son los jueves, cuando comíamos asado con el grupo y los clásicos con Avellaneda (3 triunfos y 1 empate)".

El nacido un 29 de julio no siempre jugó de lateral. De chico lo hacía de 9 y de volante. Hasta que lo probaron en su posición actual. Aproximadamente ha jugado 200 partidos oficiales (unos 60 en Escuela).

"Mi mejor momento fue cuando ascendí con Villa Azalais y el título con Escuela. Siempre uno sueña con debutar en Primera, aunque soy consciente de que con mi edad ya son pocas las chances. Aunque todos los sábados me esfuerzo como si tuviera 20 años. El sueño sigue intacto", se sinceró.


Tiene 3 hermanos, Nestor (h), Lucas y Micaela. El hijo de Nestor y Miriam potencia a su padres y asegura que son sus modelos a seguir. Y en eso de formar una familia anda Maxi. Hace unos días llegó a este mundo Mora Valentina, fruto de su relación con Belén, con quien vive hace un tiempo.















"Quiero agradecer a mi viejo por haber estado siempre, partido tras partido, con frío o calor. Siempre estuvo y siempre va a estar".

Al que no lo conoce, puede ver videos del Negro Ibarra y así compararlo. O puede ir a verlo dejar el alma cada sábado en las canchas de la Liga Cordobesa, como lo hacía Hugo Benjamín.