OTRA PRETEMPORADA Y VAN...


Mariano Rinaldi llegó en 2008 a Belgrano, proveniente de El Carmen de Monte Cristo, para no irse más. Está empezando su novena pretemporada. Algo poco habitual en nuestro fútbol. 

En 2008, Ángel Peralta, su entrenador por aquel entonces, lo llevó a una prueba en el club  de Alberdi,  junto  con otros compañeros. Varios quedaron y en ese primer año salieron campeones, bajo la conducción del "Pisa" Flores.

"La verdad que en estos 9 años crecí mucho como jugador y persona. No sólo aprendes a jugar al fútbol, sino que te enseñan valores de la vida cotidiana. No soy hincha de Belgrano, pero cuando me pongo la camiseta la defiendo a muerte", dijo.

Y vaya si eso es cierto. Todo aquel que vio aquella semifinal en 2015 frente a Talleres podrá dar fe de eso. Ese día jugó casi todo el segundo tiempo lesionado. Aún recuerda ese partido con nostalgia. 

Respecto a la posibilidad de vincularse con el plantel mayor del Celeste, mencionó: "Nos hemos relacionado, íbamos a hacer prácticas de futbol en distintas ocasiones. Uno siempre tiene la ilusión de llegar a primera en el club en que se formó. No es fácil, pero para eso trabajamos todos los días. Ahora con el gran movimiento que hubo en el club uno se ilusiona con poder estar".

"La actualidad de nuestro plantel es muy buena. Tenemos la base del año pasado, somos la mayoría chicos del club. Hay varios jugadores en el mismo puesto y eso hace que uno se exija al máximo día a día. Lo bueno que tiene la local es que siempre forman excelentes grupos y siempre tiramos todos para el mismo lado".

Su caso no es el único de los que están hace tiempo en el mismo club. Santiago Asimonti, Pablo Romero, Franco Tablada, Maximiliano Ortega, Nicolás Destefanis, son algunos de los que comparten varias pretemporada y amistad con "Tuta" (por Tutamkamon, la momia, según lo bautizaron sus compañeros).