CHRISTIAN NEIRA VUELVE A SU CASA

Escuela Presidente Roca tiene nuevo DT. Se trata de Christian Neira, quien fue campeón como jugador en 2007. Te contamos la historia del nuevo entrenador de los Panzanegra.

Por Julio Oronado

Neira, para sorpresa de pocos, será quien trate de llevar nuevamente a Escuela a los primeros planos de la Liga Cordobesa. Con él, como jugador, fueron campeones anuales por ultima vez (en 2012 EPR ganó el Clausura). Antes de volver a su casa, el DT dirigió a un joven plantel del CIBI, que hoy está marcando diferencias en el Torneo Final de la B.

Fue Ayudante de Campo de José Shaffer (su antecesor en el banco Escolar), el “Negro” Nieto y Angel Bocanelli. A este último le agradece la posibilidad de debutar como entrenador en el CIBI.



Su modelo de juego es ofensivo, con mucha tenencia de pelota y pressing permanente. No es casualidad que admire a Guardiola, Almeida, Gallardo, Barros Schelotto, Pellegrino y Darío Franco.




En algún momento de su carrera como futbolista se rompió el hombro y, ante el conflicto entre dos clubes por no pagar la operación, largó todo. Pero volvió. Como ahora. Retomó en CIBI para luego pasar a Libertad. Con la L perdió un ascenso e inmediatamente arregló su llegada a Escuela. La primera llegada. Tras el mencionado título, probó suerte en San Martín de Marcos Juarez y en Atlético Río Tercera. Tuvo un segundo paso por el Panzanegra y se retiró, joven, en Cultural de La Para.






Se formó en Juniors y debutó, con apenas 17 años, en un Argentino B. Allí fue dirigido por Jorge Delgado, José “Pepona” Reinaldi y Enrique Nieto, entre otros. Ese mismo año fue citado a un pre-seleccionado Sub-20 para el Mundial de Francia, pero no se le dio. Allí tuvo de compañeros a Coloccini, Caballero, D`Alejandro, Saviola  y Mauro Rosales. Aquella experiencia le sirvió para estar un tiempo en River Plate, pero por tampoco se concretó. A su vuelta, jugó en Talleres.

“Sigo las campañas de todos los clubes donde jugué, porque uno se encariña con la gente que le da afecto y donde jugué siempre fui bien tratado”.












“El premio siempre llega. Pertenecer a un seleccionado argentino debe ser el mayor logro de un jugador. Por mas que juegues en la B o en la A de Córdoba, siempre hay alguien en la tribuna que está viendo como te esforzas”.



“Además del fútbol trabajo en una playa de estacionamiento. Tendo una hermosa familia compuesta por mi mujer Ivana y mis hijas: Agustina, Martina y Melina. Mis sueños como DT son los mismos que uno tenía como jugador: tratar de disfrutar y lograr el mayor éxito en el momento y lugar que te coloque el fútbol. Hoy es Escuela Presidente Roca y vamos a trabajar en eso”.


Christina Neira se va y vuelve. Hace unos meses ya no dirige a los Canarios del Sur. Pero siempre está volviendo. Ahora el retorno es a su casa, Escuela Presidente Roca.