LOS GORDITOS DEL ASCENSO, TRES AÑOS DESPUÉS


All Boys llegó a la definición por el ascenso en 2013 sin ser un candidato. De los que jugaban aquel octogonal, no era de los que tenían mas chances. Eso le valió el mote de "los gorditos del ascenso", algo que se tomaron con humor, al punto de hacerse unas remeras con la leyenda de aquella frase.

Como es sabido, el Albo de Rosedal ascendió y desde entonces es equipo de la A cordobesa. Muchos de los jugadores de aquel plantel están en otros equipos, pero se mantuvo una amistad que perdura hasta hoy. Y cada 11 de noviembre es recordado como el día mas feliz para la gran mayoría.

Con motivo de un nuevo aniversario ayer se juntaron a comer un asado, como para hacerle honor al apodo. Entre los tantos temas de conversación, aquella definición ante Los Andes en el Kempes fue algo repetido.  

Obviamente, hubo fútbol de por medio. Los que no tienen compromisos el próximo sábado despuntaron un rato el vicio. El que la ligó fue Matías Recio, el 1 de aquel plantel histórico, a quien charlaron por su desempeño en el picadito. Los presentes cuentan que erró goles increíbles. Pero por algo es arquero. Y de los buenos.

Foto de archivo

Todos coinciden en el sueño de volver a compartir plantel alguna vez. Y si es en el Albo, mejor.