TODO POR VOLVER

Martín Villagra Minuet retoma la actividad futbolística tras mas de un año. Será este sábado vistiendo la camiseta de Bella Vista. Lo hará en su tiempito libre. Todo sea por volver.

Por Julio Oronado

Las mañanas del Negro Villagra se reparten entre Talleres y la Agencia Córdoba Deportes. A la noche sigue estudiando el Profesorado en Educación Física. Y a la siesta/tarde podría descansar o atender el negocio familiar. Pero prefiere entrenar porque todavía le quedan ganar de jugar.

“Gracias a mi señora que me cubre en el pequeño kiosco que tenemos porque, con todos los trabajos que tenemos, llegamos justo para pagar las cuentas y la facultad que es privada”, dice, pero sin quejarse.

A pesar de su corta edad tiene una trayectoria larga. Con sólo 10 años empezó en Escuela, club del que es hincha, justo en el año que se separó de Avellaneda. “Escuela empezaba de cero, ya que la mayoría de los pibes se fueron para Avellaneda y Escuela comenzaba a buscar jugadores y allá fui”.


Deportivo Alberdi
Debutó con 17 años frente a Huracán, con el Sapo Mercado como DT. Estuvo hasta 2010, cuando fue a Las Flores pero no pudo jugar. Allí pudo conseguir club en la liga Beccar Varela, en el club Sportivo Rural, hasta fin de ese año, para jugar los últimos partidos en el Panzanegra. El 2011 lo encontró en Deportivo Alberdi.















“En el 2013 fue el primer año que dejé, ya que empecé a estudiar el Profesorado de Educación Física, en el Quality a la noche y trabajaba por la mañana. No podía entrenar. En abril nació mi hijo, el trofeo mas importante de mi vida y se me complicó aún mas”. Pero su carrera tenía algunos capítulos mas.




Los Andes







En 2014 retomó en Los Andes donde anduvo muy bien, mas allá de no poder coronar con el ascenso. Su último partido fue frente a La Unión en Malvinas, donde fue expulsado y se perdió los play-off ante Brown de Malagueño. Y otro parate. Esta vez fue el más prolongado.










En el medio hubo dos intentos de volver, en Avellaneda y Los Andes, pero todavía no era su hora. Este sábado se cortará definitivamente la inactividad para Martín, vistiendo los colores de Bella Vista. Sus viejos, Kike y Eva, lo disfrutaran más que nadie. Ellos dieron todo para que el Negro juegue. Y él lo deja todo por volver.