EL COLOMBIANO QUE BUSCA SU OPORTUNIDAD

La historia de Alexander Edwin López Asprilla, el colombiano que sueña con ser profesional. El, hoy, volante ya marcó 4 goles en 2016 y quiere el ascenso con Deportivo Norte de Alta Gracia.

Por Julio Oronado

Nació en la ciudad de Cali Corregimiento o pueblo de San Joaquín, en 1989, mientras el Pibe Valderrama la rompía con la amarilla de Colombia. Está en Córdoba desde hace poco mas de un año, buscando su chance.











En su trayectoria registra pasos por diferentes clubes, donde aprendió mucho. Estuvo en segunda división de su país, en el club Universidad Autónoma del Caribe, durante una temporada. Luego fue a la tercera división, durante 3 temporadas, en el club Orsomarso SC. Luego, la ilusión de triunfar en nuestros pagos.






Optó por viajar a Córdoba y vive con su novia y el hijo. Aparte de jugar al fútbol, trabaja en una fábrica de muebles llamada Veta. “Mis sueños en el fútbol son poder llegar a jugar profesionalmente. Para eso me esfuerzo cada día. Esa es mi meta a cumplir, escalar lo que mas pueda para cumplir mis objetivos”, aclara.


El Merengue tiene una buena racha y en Alta Gracia anhelan volver a Primera A. Hoy están quintos y clasificando al octogonal que va entregar el único ascenso. “El Depor pasa por un buen momento, llevamos varios partidos sin perder. El objetivo del grupo es poder ascender a final del año y para eso se está trabajando para cada día corregir errores y seguir sumando poco a poco hasta llegar a lo que nos hemos propuesto”

El año pasado, en la máxima categoría, Carlos Moyano lo necesitó a Alexander en la defensa. Ahora lo volvió a ubicar en el lugar en el que se siente mas cómodo, volanteando por la derecha. En su posición, admira a Juan Guillermo Cuadrado, jugador de la Juventus de Italia. “Jugar de 8 es mi ubicación natural, pero voy a estar disponible para donde me necesite el DT”.








Alexander Lopez busca su chance. Mientras vende muebles, la rompe en Deportivo Norte. Extraña a su 13 hermanos y a sus padres, pero es feliz acá, esperando su oportunidad.