NUNCA ES TARDE PARA VOLVER A EMPEZAR

Bella Vista y un año increíble. Desde aquel gran Federal C hasta el descenso en la Liga Cordobesa, todo lo que dejó de enseñanza, para no volver a repetir.

Por Julio Oronado

A fines de 1926, se fundó el Club Bella Vista. Su primer presidente y fundador fue Arsenio Abrego. Se afilió a la LCF en 1930. A su estadio le dicen el Pocito. Hasta acá, la historia que todos conocen.

Fue campeón en 1998 por primera vez. Vivió el descenso varias veces y siempre volvió. Su último ascenso fue en 2011. A partir de allí, alternó buenas y malas en la A. Pero en 2014, y tras una buena campaña en la que llegó a semifinales, clasificó al Federal C.

Ya en enero de este año, los ánimos eran los mejores. Es que el 25 de enero debutaba en el torneo afista y se había armado un gran equipo. El 1-0 agónico ante All Boys era el estreno soñado. Luego la clasificación y todas las expectativas del ascenso al Federal B. Deportivo Colón de Colonia Caroya, con un Arrieta intratable, le sacó el sueño en la siguiente instancia, pero nada quitaba el buen torneo. Luego, todas las ilusiones en el inicio de la Liga.

El primer cachetazo vino cuando, por jugar desafiliado, no sumó el punto del empate ante Juniors, en la primera fecha. Un par de partidos después, la ida del “Bocha” Maldonado fue otro revés. En el medio, vino el paso al costado del presidente Casali para dejarle el club a una comisión interina, presidida por Victor Hugo Gómez.

Un torneo con 26 puntos hubiese sido el cierre para un buen año. Pero la quita del primer punto, mas los incidentes ante Instituto (pérdida del cotejo mas reducción de 9 puntos) y jugar desafiliado los últimos 3 partidos (por una irregularidad en Divisiones Inferiores) determinaron el descenso anticipado.

Para los últimos dos partidos ya no estaba Cristian Mónaco, quien se hizo cargo tras la partida de Maldonado. Luis "Chaca" Ludueña tomó la posta. Antes, el Dr. Carlos Laje ganó las elecciones y se proclamó presidente del club.

Ludueña y Laje tienen grandes ideas para el 2016 y eso debe motivar al hincha. Ganas de devolver a Bella Vista, en el corto plazo, a la A hacen que presidente y entrenador ya estén pensando en el próximo año. Antes, el deseo de ganar la Copa de la B.

Ropa y vestuarios de primer nivel, una sala de videos, transporte y concentración antes de cada partido, ficha médica de cada jugador: son algunas de las mejoras que se verán en el Bella Vista que se viene. Además hay un proyecto para que las Divisiones Inferiores entrenen en un predio y Primera en otro. Más la creación de la escuelita de fútbol y la construcción de un gimnasio.




Claudio "Chiqui" Perez, junto al plantel de Bella Vista, dando un mano.




Hay motivos de sobra para que el hincha renueve los sueños. Al fin y al cabo, nunca es tarde para volver a empezar.